Queda una semana para que comience oficialmente el verano, aunque en casi toda España ya se nota el calor. Los primeros síntomas del aumento de las temperaturas comienzan a aparecer: ventiladores y aires acondicionados funcionando, toldos preparados, sombrillas en las terrazas…

Con motivo del verano, queremos hablar del acondicionamiento de hogar contra el calor. ¿Está preparada tu casa? Por si eres uno de los rezagados, a continuación, te daremos algunos consejos que puedes llevar a cabo estos próximos meses y algún otro que te servirá si quieres acondicionar tu casa para el verano que viene. ¿Listo?

Primero tenemos que conocer la orientación. Si tu vivienda está orientada al sur las horas de máximo calor serán de 12.00 a 14.00 horas, pero si está orientada al oeste, tu vivienda estará expuesta durante más horas al sol, de 16.00 a 20.00 horas, por lo que la fachada se calentará más.

Si tu casa tiene alguna de estas orientaciones, tenemos alguna recomendación para proteger tu hogar frente al calor:

  • Haz una revisión de ventanas y de sus marcos. Un buen cristal junto con unos cerramientos adecuados puede disminuir la temperatura entre cinco y siete grados. Además, esta reforma también te servirá para el invierno, ya que el calor no se perderá.
  • El aislamiento es otra buena manera de proteger tu casa frente al calor en verano y retenerlo en invierno. Puedes realizarlo en paredes, techos y suelos con diferentes técnicas.
  • Utilizar persianas y cortinas de colores claros que no atraigan el calor. Las persianas pueden llegar a reducir la entrada de calor en un 70%. A día de hoy, existen persianas automatizadas que, por medio de un detector solar, se cierran automáticamente cuando llega el sol. El uso de persianas reduce considerablemente el gasto en aires acondicionados.
  • Los toldos en las viviendas también es algo muy habitual. Un toldo de color oscuro y de un buen material como acrílico o microperforado puede llegar a reducir el calentamiento y evitar el ‘efecto lupa’. La utilización de un toldo de buena calidad puede llegar a ahorrar hasta un 80% en el consumo de aires acondicionados.

Otros métodos para reducir los grados centígrados de tu hogar pueden ser:

  • Cambiar alfombras y telas de lana o sintéticas, por materiales como el algodón o las fibras naturales.
  • Utilizar colores claros en las paredes.
  • Apostar por las plantas que ayudan a mantener una temperatura más agradable y fresca en el hogar.

Con estos pequeños consejos, este verano podrás mantener una temperatura fresca en tu hogar que te permitirá disfrutar de tu casa durante estos meses.