Una hospitalización tras un accidente es un momento delicado, en el que nos sentimos vulnerables y, quizá un poco asustados. Necesitamos que alguien nos apoye y nos haga sentir seguros y protegidos. Dependiendo de la gravedad del problema que nos ha llevado a la cama del hospital, no solo sufriremos por nuestra salud y bienestar, también nuestra economía puede verse resentida. Hay que afrontar ciertos gastos extras, lo que en ocasiones se nos hace muy cuesta arriba. Las compañías de seguros conocen esta situación y nos ofrecen soluciones para que nosotros solo tengamos que preocuparnos de nuestra recuperación.

 

Necesito hospitalización tras un accidente y eso me supone gastos extra

Los días de hospitalización pueden ser más o menos duros, dependiendo del accidente que hayamos sufrido y de las consecuencias del mismo. Lo que está claro es que siempre van a suponer un parón en nuestra actividad laboral y rutinaria. Y no solo de la del accidentado/a, también la de aquellos que lo rodean. Pongamos dos ejemplos:

 

  1. Ama de casa que tiene la mala suerte de caerse y sufrir una fractura en la pierna que le obliga a pasar por quirófano y permanecer hospitalizada unos días. No tiene ingresos mensuales y a su cargo están los hijos pequeños de la familia. Su pareja regenta una tienda pequeña que debe cerrar si quiere estar junto a ella esos días. ¿Contratan a alguien que se quede con los niños y les lleve y les recoja del cole? ¿Cómo afrontan los gastos de comida del acompañante mientras está con ella en el hospital? ¿Y los traslados de casa al centro hospitalario, la gasolina, el transporte público…?

 

  1. Chico joven que vive en una ciudad un poco alejada de la de su familia. Sufre un accidente de coche y es recomendable que esté unos días bajo vigilancia de profesionales. Los padres se tienen que trasladar para estar a su lado. El hijo, además de sus problemas de salud, se siente culpable por los contratiempos económicos que su accidente representa para sus padres.

 

Agobios y problemas añadidos a la ya difícil experiencia de tener que recuperarse físicamente. Para que todas estas situaciones, de las que solo hemos dado dos ejemplos pero que se pueden presentar en mil y una formas sean más llevaderas, los seguros de accidente ofrecen cláusulas especiales.

¿Cómo me puede ayudar el subsidio por hospitalización?

El subsidio por hospitalización consiste en el pago diario de una cantidad por parte del seguro al asegurado, en caso de que sufra un accidente y tenga que permanecer hospitalizado más de 24 horas y durante todo el tiempo de la hospitalización.

Es una buena ayuda para pasar el trance más cómodamente, con menos presión. El ama de casa podría pagar a una persona de confianza para sus hijos, a los padres del chico joven no les sería tan costoso viajar, el precio de las comidas para los acompañantes esos días sería menor…

Todos estamos expuestos a sufrir un percance en cualquier momento y hay que tenerlo todo previsto, por nuestro bienestar y el de los nuestros. Y si hay alguien acostumbrado a ponerse en la piel de sus clientes, esa es santalucía, que ofrece su Seguro de Accidentes para que nosotros solo tengamos que preocuparnos en salir cuanto antes del hospital y retomar el ritmo de nuestras vidas.