Hay situaciones que nadie querría vivir jamás. Algunas son evitables y puede ser que ni siquiera nos rocen, otras son ineludibles y, en ocasiones, hay un poso de mala suerte, fortuna o cómo queramos llamarlo, que nos obliga a pasar por malos tragos que nunca habían pasado siquiera por nuestra mente. Una de estas adversidades puede ser sufrir daños en nuestra casa de manera tan irreversible que lleven a un derrumbe de la misma, con todas las consecuencias que ello conlleva. La Garantía de Derrumbe Accidental, producto novedoso lanzado por santalucía, nos ayudará a que ese momento tan doloroso pueda ser algo más llevadero y nos sintamos cubiertos tras la pérdida de nuestra casa.

shutterstock_462745831

¿Qué cubre la Garantía de Derrumbe Accidental?

La Garantía de Derrumbe Accidental está incluida dentro de los Seguros de Hogar y Comunidades y cubre hasta el 100% del capital asegurado para continente (la estructura de la casa) y/o contenido (los bienes personales que tenemos dentro) en el caso de que se produzca cualquier hecho accidental de forma casual, sin ninguna intención ni conocimiento por parte del inquilino, que lleve a un derrumbe que obligue al desalojo definitivo y a la demolición completa del edificio, siempre que ésta sea decretada por una autoridad competente.

Existen muchos motivos por los que se puede producir el derrumbe o la necesidad de demolición de un edificio: desde unas obras públicas que se realicen en las inmediaciones y afecten a la estructura del mismo, hasta el deterioro de materiales por antigüedad, sin que seamos conscientes de ello hasta que es demasiado tarde.

Asegurar nuestra economía, salvar nuestros recuerdos

Todos entendemos, sin tener que explicar demasiado, que el hecho de ver cómo desaparece nuestra casa tiene consecuencias nefastas a muchos niveles.

El primero, el económico, nos podemos ver totalmente desprotegidos, sin tener dónde ir y sin saber si tendremos alguna indemnización en caso de que nos corresponda o cómo se solucionará nuestra vida.

Otro es el sentimental: si hemos tenido que desalojar el inmueble a toda prisa y ya no podemos volver a entrar, perderemos también nuestros enseres personales, todo aquello que, por un motivo u otro, es importante para nosotros.

Relacionado con el tema de la tristeza que supone abandonar tus pertenencias, hace unos meses, santalucía realizó un experimento en la Plaza de Callao, en Madrid, denominado #loquemásimporta que partía del supuesto de que, de repente, las paredes de nuestra casa comenzarán a temblar y todo lo que nos rodea estuviera a punto de derrumbarse. En el experimento, se otorgaban a los participantes 15 segundos para salvar aquello que más les importaba. Las conclusiones son, cuanto menos, curiosas.

¿Cómo contratar la Garantía de Derrumbe Accidental?

Desde santalucía, seguimos fieles a uno de nuestros principales objetivos, cuidar de nuestros asegurados y sus familias. Para disfrutar de esta garantía, sólo hay que contratar uno de nuestros Seguros de Hogar y Comunidades. Si nuestra casa ya está asegurada con la compañía, no hay necesidad de hacer ningún trámite para adherirse a esta Garantía, nos podremos beneficiar de ella a partir del siguiente vencimiento del seguro.

Porque la tranquilidad y la fuerza que nos da el sentirnos a salvo ante cualquier problema no es comparable con nada en el mundo, adquirir un seguro con la Garantía de Derrumbe Accidental será siempre una buena decisión.