Los incendios en casa son bastante habituales, más de lo que creemos. Es importante tener claro cómo actuar en caso de que nos toque vivir un incendio doméstico para evitar fuertes daños y situaciones de mucho riesgo. Señalamos los pasos fundamentales a seguir si se produce un fuego en nuestro hogar:

fire extinguisher on white brick wall

  • Antes de hacer nada es aconsejable mantener la calma y la tranquilidad dentro de lo posible.
  • Saber dónde están las posibles salidas de la vivienda y también los extintores de la vivienda y localizarlos rápidamente. Conocer su manejo es fundamental.
  • Cortar la corriente eléctrica y todas las entradas de gas a la vivienda. Es muy importante quitar todos los productos fáciles de arder que estén cerca del fuego. De esta manera evitaremos que el incendio sea más grande y reduciremos los riesgos.
  • No utilices agua para intentar apagar el fuego si con ella puede llegar a instalaciones eléctricas ni en el caso de que haya líquidos inflamables como aceites o gasolinas. Si consideras que es difícil apagarlo es mejor que abandones la zona y busques un lugar seguro.
  • Para abandonar la zona del incendio es aconsejable que lo hagas a gatas si hay mucho humo. Hay que intentar salir con calma sin empujarse en el caso de no estar solo. Entorpecer la salida de otros afectados puede tener consecuencias muy graves. No utilices el ascensor para escapar ni te detengas hasta que no estés bastante lejos del lugar siniestrado.
  • Si no puedes huir de la casa donde se produce el incendio vete a otra habitación y tapa las ranuras por donde pueda entrar el humo. Si puedes utilizar trapos mojados mucho mejor.
  • En el caso de que se incendie tu ropa, lo último que tienes que hacer es correr. Túmbate en el suelo y rueda sobre ti mismo. Si es otra persona la que sufre este percance; échala en el suelo y con una manta o algo parecido de gran tamaño, cúbrela con gran fuerza hasta extinguir el fuego. En el caso de que sea la cabeza la que se queme hay que taparla rápidamente con un trapo húmedo.
  • Si el fuego tiene una dimensión considerable lo primero que hay que hacer es llamar a los bomberos. A veces aunque el incendio no parezca muy grande, puede tener consecuencias mayores. También se pueden perder enseres importantes. Por ello es aconsejable tener un seguro de hogar con el que puedas cubrir algunos daños de tu hogar.

Eso sí: recuerda que siempre es mejor prevenir un fuego que sofocarlo.