A pesar de que muchos agradecemos la vuelta al orden y a la rutina, también es cierto que nos acoplamos tan rápido a nuestro ritmo rutinario que la tensión física y emocional, rápidamente se convierte en compañera de nuestro viaje y es necesario reducir el estrés porque, en no pocos casos, conlleva una serie de problemas que nos impiden disfrutar de una buena salud. Nos resulta complicado continuar de manera normal con nuestra vida cotidiana afectando, incluso a nuestro sistema inmune, y por lo tanto, ocasionándonos enfermedades.

shutterstock_334226789

Pero a estas alturas nos queda mucho tiempo para volver a disfrutar de unas vacaciones y recuperar la calma, así que no nos queda otra que luchar contra este estrés. Por eso es importante que intentemos relajarnos y no exigirnos tanto. Existen varias actividades curiosas que nos ayudan a desacelerar nuestro ritmo. Estas son algunas de ellas:

  • Quiropraxia

Un método que tradicionalmente se practicaba para luchar contra trastornos en los tejidos, se ha convertido en la actualidad en una disciplina para relajarnos y mejorar nuestra salud. Su práctica reduce la falta de sueño, el estreñimiento provocados por la carga laboral y social.

  • Bodyflow

Consiste en conseguir una armonía entre la respiración y el movimiento a través de la música. Es una mezcla de yoga y taichí. Se practican movimientos corporales y posiciones que llenan de energía.

  • Aquafit

El ejercicio en el agua provoca mucha relajación porque está comprobado que sus ondas generan un relax especial. El agua proporciona masajes naturales en el cuerpo y los movimientos aérobicos que se practican en ella son muy beneficiosos.

  • Streaching

Cuando alguien estira su cuerpo siempre se encuentra mucho mejor. Pues esta es la base de esta actividad donde los estiramientos se realizan con diferentes grados de fuerza. Hay que forzar las articulaciones y extender los músculos.

  • Risoterapia

La risa nunca viene mal, y si encima sabemos que con ella liberamos tensiones y emociones, no está de más practicar la risoterapia con la que a través de juegos grupales eliminamos todas las tensiones y preocupaciones, mejorando así nuestra salud.

En los tiempos que vivimos la presión es un elemento más de nuestra vida cotidiana. Las exigencias laborales, sociales y personales muchas veces nos llevan a conocer un estado de tensión, confusión y ansiedad permanente que provocan diferentes tipos de estrés. Hay que intentar combatirlo y si además lo hacemos disfrutando, mucho mejor.