La agricultura y la ganadería son profesiones que se escapan del control absoluto del agricultor y ganadero. Un mal temporal, una plaga, un enfermedad incurable; pueden terminar con el medio de vida de estos trabajadores. La posibilidad de proteger la cosecha o el ganado reside en la contratación de un seguro agrícola y ganadero.

shutterstock_344798585

Son muchos los imprevistos que acechan a estas profesiones por lo que es conveniente poseer un seguro agrario que te proporcione cierta seguridad. Estas pólizas tienen como objetivo proteger las explotaciones agropecuarias haciendo frente a los riesgos previstos en el Plan Anual de Seguros aprobado por el gobierno y que sean derivados de las adversidades climáticas y otros riesgos naturales cuando sea imposible controlarlos.

En la agricultura se cubren los incendios, inundaciones, lluvias persistentes, exceso de humedad, pedriscos, enfermedades o plagas incontrolables por el agricultor. En la ganadería se cubre la muerte por accidente o enfermedad de los animales, la pérdida de funciones, la retirada de los animales muertos por explotación. Además de cubrir las pérdidas por algunas enfermedades como la tuberculosis. También existen los seguros acuícolas para la protección de las piscifactorías de truchas, la acuicultura marina para besugos, corvina, dorada, lubina y rodaballo; y para la producción del mejillón. Los seguros de este tipo están enfocados tanto a personas físicas como a sociedades.

Es fundamental tener en cuenta que la entrada en vigor de un seguro agrario comienza a las 24 horas del día en que se abone la prima y siempre antes o simultáneamente se haya suscrito la Declaración de Seguro, que debe ser aprobada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dentro de los plazos establecidos. Fuera de estos plazos, la póliza no tendrá validez.

En consecuencia, hay que tener en cuenta que estos sectores profesionales están expuestos a una cantidad importante de factores que no se pueden controlar, pudiendo provocar importantes problemas en la economía del negocio si no está correctamente asegurado. Por ello, es importante asegurarlos cuanto antes. En santalucía te recomendamos contratar esta protección a través de las coberturas de nuestro seguro agrario. Además es interesante contemplar que estos seguros cuentan con unas subvenciones interesantes para el asegurado, aunque varían dependiendo de cada Comunidad Autónoma.