El melanoma es la forma de cáncer de piel más peligrosa que hay, pero lo bueno de este tipo de enfermedad es que casi siempre avisa de su llegada y con una buena detección temprana, casi siempre tiene cura.  

En España se diagnostican cada año 4.000 nuevos casos de melanoma, el cáncer de piel más dañino para la salud. De éstos, según la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología, un 80% podría evitarse con la promoción de hábitos de fotoprotección saludables.  

¿Qué es exactamente el melanoma?  

Prácticamente todas las personas tienen lunares o manchas en la piel que aparecen a lo largo de los años. Por lo general, la mayoría de estas señales son benignos, pero si se advierte que un lunar o una mancha cambian de forma, de tamaño o de color puede ser una señal de melanoma 

Este cáncer de piel se forma en las células que producen la melanina de la piel. Por tanto, el melanoma no solo puede manifestarse en la piel, sino que también puede aparecer en los ojos y en órganos internos como el intestino, aunque no es lo habitual.  

Síntomas 

Un melanoma puede manifestarse en cualquier parte del cuerpo, aunque lo más habitual es que lo haga en las áreas más expuestas al sol como brazos, piernas, espalda y rostro. Esto no quiere decir que no puedan aparecer en lugares más ocultos del sol como en la planta de los pies o de las manos.  

Los signos más habituales son: 

  • Cambios de forma en un lunar ya existente.  
  • Aparición de un nuevo bulto con color con un aspecto inusual en la piel.  
  • Un lunar de un tamaño más grande de lo normal (más de 6 milímetros de ancho).  
  • Cambios en el color de un lunar ya existente.  
  • Lunares con bordes irregulares o poco definidos.  
  • Enrojecimiento o inflamación.  
  • Dolor o sensibilidad.  
  • Descamación de un lunar o sangrado.  

Par ayudarte a recordar algunos de los posibles signos, puedes utilizar de la regla ABCDE que corresponde a: 

  • A de Asimetría 
  • B de Borde 
  • C de Color 
  • D de Diámetro 
  • E de Evolución 

Aunque no todos los melanomas siguen estas pautas.  

Factores de riesgo 

Existen una serie de factores que aumentan el riesgo de padecer un melanoma: 

  • Piel clara. Las personas con la piel clara tienen menos melanina en la piel por lo que tienen menos protección contra los rayos UV. Esto no quiere decir que si tienes la piel oscura no puedas padecer este tipo de cáncer.  
  • Quemaduras en la piel. La piel tiene memoria, por lo que todas las quemaduras que hayas sufrido, tu piel lo recordará. Aquellas más graves que hayan derivado en ampollas pueden aumentar los riesgos de padecer un melanoma.  
  • Exposición excesiva a los rayos UV. Demasiada exposición a los rayos UV del sol o de las lámparas de bronceado pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad.  
  • Tener muchos lunares. Las personas que cuenten en su cuerpo con muchos lunares tienen más riesgo de padecer un melanoma que las personas con menos lunares.  
  • Antecedentes familiares. Tener un caso cercano en la familia también aumenta las posibilidades de llegar a desarrollar la enfermedad.  

Cómo protegerse 

  1. Usar protección solar durante todo el año. Aunque esté en invierno y creas que la radicación solar es baja, debes aplicarte protección solar.  Utiliza un protector solar con al menos un factor mínimo de 30.  
  2. No exponerse al sol en las horas centrales del día. Se debe evitar el sol en las horas centrales cuando está más alto. 
  3. Utilizar gafas homologadas. Las gafas de sol son una manera eficaz de evitar los rayos ultravioletas.  
  4. Cubrir la piel. Utilizar gorras, sombreros y ropa que pueda cubrir nuestro cuerpo y así protegerlo de la exposición al sol.  
  5. Acudir al médico. Se debe realizar un control de los lunares para comprobar que no hayan cambiado, sobre todo cuando se tienen muchos o alguno de un tamaño considerable.  

Recuerda que la mejor manera de protegerse es mediante la prevención. Si notas algún cambio en tus lunares o manchas, acude al médico para que pueda descartar el cáncer de piel y el melanoma en particular.  

Estas y otras recomendaciones saludables son las que trasladamos y promovemos diariamente entre nuestros empleados mediante talleres y actividades que forman parte del programa de salud integral de santalucía, Cuida (T) Más, con el que, además de cumplir nuestro compromiso con el ODS 3, Salud y bienestar, apostamos por garantizar una vida sana para todos. ¡Disfruta del sol de una forma responsable! 

Contenidos recomendados

Donar sangre

¿Por qué se debe donar sangre?

Con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre, desde santalucía queremos hacer hincapié en esta acción

Alimentos que aportan felicidad

Alimentos que te producen felicidad

Puede parecer una broma, pero no lo es. Si quieres añadir un plus de felicidad a tu dieta,

La planificación de un menú semanal

Ahorra tiempo y dinero planificando tu menú semanal

¿Te has parado a pensar el tiempo que inviertes en esta acción cada día? Si

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad