¿Estás convencido de que tienes un seguro de hogar completo y bien calculado? En la época que vivimos existe una depreciación acelerada de todas las cosas. Es decir, el valor real de algunos de nuestros bienes varía con el paso del tiempo. En el ámbito del seguro, el Valor Real es el resultado de aplicar al valor de nuevo de los bienes garantizados, las deducciones que correspondan por depreciación a su antigüedad y estado de conservación, en el momento anterior a suceder el siniestro.

Podemos pensar que todos nuestros enseres están protegidos por nuestra póliza de seguro. Suponemos que en el apartado que se asegura el contenido se incluye todo lo que está dentro de la vivienda. La sorpresa llega cuando después de un siniestro, tienes que recibir la indemnización y no es así.

En general, se considera contenido a los muebles, electrodomésticos, ropa, otros enseres personales, provisiones y víveres. Pero, salvo que se haya pactado lo contrario, las aseguradoras suelen excluir de la cobertura vehículos, algunos animales, plantas, joyas y objetos de valor, ropas de pieles, arte y antigüedades. Estos objetos necesitan una cláusula independiente. Un agente asegurador debe calcular su valor real. Se debe aplicar un efecto de proporcionalidad y calcular el valor real justamente.

Además, no debes caer en la tentación de pagar menos por el coste de tu seguro de hogar; y sufrir los resultados de un infraseguro. Las consecuencias pueden ser más negativas de lo que pudieras esperar. En el caso de sufrir un robo o un siniestro, la aseguradora calculará el valor de los bienes que conforman el contenido real así como el continente (todas las instalaciones y elementos fijos) y seguidamente comparará dichos valores con los importes por los que se encuentran asegurados en tu póliza de seguro de hogar. Imagina que un bien vale 50.000 € y lo tienes asegurado en tu póliza de seguro de hogar por 25.000 €. Si hay un siniestro y se pierde la mitad del mismo, la compañía aseguradora fijará una indemnización de, únicamente, 12.500 €. A veces lo barato, puede salir caro.

Por todo ello debes contratar un seguro para tu vivienda completo y correcto; donde también se contemple el valor real de los bienes y no te puedas llevar ninguna sorpresa desagradable. En santalucía te ofrecemos un amplio abanico de coberturas en tu seguro de hogar. Compruébalo y sentirás la necesidad de notar que tu hogar está protegido y asegurado como se merece.