La seguridad en nuestra casa puede verse afectada por incidentes como una inundación. Por ello, es importante que nos planteemos lo siguiente: ¿cómo podemos evitarlo? Y, en caso de que ya no sea posible, ¿cómo debemos actuar?

inundado la casa

Cómo evitar una inundación

No podemos controlar todas las situaciones que puedan dar lugar a una inundación, como una tormenta. Sin embargo, sí podemos ser precavidos para evitar esta inundación.

  • Desagües. Los desagües obstruidos suelen causar inundaciones. Por ello, debemos evitar que se atasquen. ¿Cómo? No tirando papeles en el inodoro o utilizando filtros en el lavabo. Además, si detectamos un problema, debemos actuar rápidamente para evitar posibles siniestros.
  • Debemos tener especial cuidado con las grietas que pueda causar la lluvia. Si encontramos alguna, tenemos que taparla para, así, evitar filtraciones.
  • Ausencias en casa. Si dejamos nuestra casa durante un largo tiempo, debemos cerrar la llave de paso general. Y si vamos a estar fuera, aunque sea poco tiempo, no debemos dejar puestas la lavadora o el lavavajillas, por ejemplo. Si hay un problema durante nuestra ausencia, podría originarse una catástrofe irreparable. 
  • Pérdidas de agua. Los goteos son uno de los principales causantes de inundaciones. Por ello, es recomendable que revisemos continuamente los grifos, cisternas y tuberías.

Cómo actuar ante una inundación

En caso de que, pese a los anteriores consejos, tengamos una inundación en casa, debemos seguir una serie de pasos:

  • El primer paso es desconectar todo el sistema de electricidad, así como los aparatos electrónicos que puedan causar un problema. Cuando hayamos verificado que no corremos ningún peligro, podemos conectar de nuevo la luz si es necesario.
  • Es importante que limpies el agua estancada en las zonas afectadas. Además, si la inundación es consecuencia de una tubería rota, debemos cortar el agua para evitar más desperfectos. Después, debemos secar las partes afectadas por la inundación para evitar las humedades.
  • Reparación. Con la situación controlada, debemos proceder a la reparación de los daños que han causado la inundación. En caso de rotura, es muy posible que nosotros mismos podamos poner fin al problema, ¡pero siempre podemos pedir ayuda!

En santalucía, sabemos que, a pesar de nuestros cuidados, podemos encontrarnos con una inundación de grandes dimensiones que afecte a nuestros vecinos. Por ello, ofrecemos nuestro Seguro de Hogar iPlus.