¿Qué se considera perro potencialmente peligroso?

Los conocidos como los PPP son los perros potencialmente peligrosos. A diferencia de otro tipo de mascotas, estas están reguladas por la legislación española en la Ley 50/1999 que regula su tenencia, adiestramiento y manejo.

En la ley vienen recogidas 8 razas caninas que están consideradas como perros potencialmente peligrosos:

  • Pit Bull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Staffodshire Terrier
  • Rottweiler
  • Dogo Argentino
  • Fila Brasileiro
  • Tosa Inu
  • Akita Inu

Pero, no solo estas razas son consideradas potencialmente peligrosas, sus cruces con otras razas también han pasado a considerarse como ppp. En la ley también se consideraran perros potencialmente peligrosos aquellos que tengan un carácter agresivo o los que hayan agredido a una persona u otro animal. Por último, también se consideran peligrosos aquellos que hayan sido adiestrados y que reúnan todas o la mayoría de las siguientes características:

  • Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.
  • Marcado carácter y gran valor.
  • Pelo corto.
  • Perímetro torácico de entre 60 y 80 centímetros, con una altura de entre 50 y 70 centímetros y un peso que supere los 20 kg.
  • Cabeza voluminosa y mandíbulas grandes y fuertes.
  • Cuello ancho, musculoso y corto.
  • Pecho ancho, con costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Extremidades musculosas.

Todas estas características para considerar a un perro como potencialmente peligroso no se tendrán en cuenta para aquellos que hayan sido adiestrados por las Fuerzas del orden o bien, como perros guías. Estas excepciones vienen recogidas en el Real Decreto 1570/2007.

¿Qué requisitos hay que cumplir para tener un perro potencialmente peligroso?

Para poder tener un ppp hay que tener una licencia expedida por el ayuntamiento que tendrá una duración de 5 años y deberá ser renovada. Existen una serie de requerimientos que el dueño debe cumplir para obtenerla:

  • Ser mayor de edad y no estar incapacitado para cuidar correctamente al animal.
  • No haber sido condenado por delitos como homicidio, lesiones o contra la integridad moral, libertad sexual y salud pública. Tampoco podrá haber estado unido a una banda armada o de narcotráfico y no puede tener sanciones por tenencia de estos animales.
  • Obtener un certificado de aptitud psicológica y física.
  • Adquirir un seguro de Responsabilidad Civil por daños a terceros con una cobertura mínima de 120.000 euros.
  • Tener un certificado veterinario oficial del perro que confirme que no tiene ninguna enfermedad infectiva contagiosa, está correctamente vacunado y desparasitado y no muestra signos de agresividad.

Seguro para mascotas

Debido a la peligrosidad de estos animales, existen seguros que ofrecen las garantías obligatorias para poder tener un perro potencialmente peligroso como mascota. Pero, además de estas coberturas algunos seguros, como el de santalucía, te ofrece más garantías adicionales que toda mascota puede necesitar. Como accidentes, daños a terceros, asesoramiento telefónico o gastos de asistencia veterinaria, entre otros.

Para poder contratar este tipo de seguros es necesario que tu mascota cumpla con una serie de requisitos:

  • Perros y gatos destinados a compañía.
  • Edad superior a 3 meses y menores a 9 años.
  • Censados e identificados mediante microchip.
  • Que cumplan el calendario oficial de vacunación.

Si necesitas saber más sobre el seguro para mascotas, no dejes de visitar nuestra web.