La práctica de todo tipo de deportes es cada vez más habitual. Los médicos recomiendan que se practique deporte por lo menos dos veces a la semana. Pero, ¿qué tipo de deportes te gusta practicar?

Existen los denominados deportes de riesgo, que son las prácticas deportivas que conllevan algún tipo de riesgo para la persona que lo practica. Buceo, escalada, artes marciales…son algunas de las disciplinas deportivas que se pueden englobar dentro de los deportes de riesgo.

¿Por qué se practican deportes de riesgo?

Al igual que otros deportes, los considerados de riesgo producen una sensación de bienestar a quienes lo practican, mejoran su estado físico y en muchos casos aumentan la capacidad de concentración.

¿Qué peligros conlleva la práctica de deportes de riesgo?

Como bien indica su nombre, estos deportes incluyen un riesgo para la persona que los practican. Pero muchas veces estos se pueden minimizar utilizando las medidas de seguridad necesarias.

Lo primero que se necesita para la práctica de estos deportes es una buena forma física, ya que no es lo mismo comenzar con un deporte como el tenis que haciendo barranquismo. Para practicar todo tipo de deportes hay que hacerlo progresivamente, conociendo los riesgos y la manera más segura de practicarlos.

Además de la forma física, hay que tener en cuenta que cada deporte tiene unas medidas de seguridad que son muy importantes para su buena práctica. No exponerse al peligro más de lo necesario es primordial, aunque muchas veces, la necesidad de emociones más fuertes hará que seamos más temerarios.

¿Cómo me protejo practicando deportes de riesgo?

Como hemos dicho antes, lo principal son las medidas de seguridad a la hora de realizar deportes de riesgo.

Muchos deportes de riesgo están excluidos de los seguros de vida. Es por ello, que para practicar estos deportes lo ideal es tener un seguro que te cubra cualquier tipo de incidentes durante su práctica. En santalucía por ejemplo, existe el seguro de accidentes que te cubre en las prácticas deportivas si no son profesionales ni el Asegurado está inscrito en una Federación Deportiva y participe en competiciones deportivas.

Recuerda nuestro lema ‘Prevenir antes que curar’ y si vas a comenzar a realizar algún deporte de este tipo, tomate tu tiempo para conocerlo a fondo y preparar las medidas de seguridad necesarias. Practica deportes de riesgo si te gusta, pero con cabeza.