Es innegable que las tecnologías están revolucionando nuestro mundo: la comunicación, el transporte e incluso la medicina.

La salud ha tenido una constante evolución en los últimos años gracias a los avances tecnológicos. La calidad de vida de las personas, los tratamientos, la detección precoz de enfermedades, las nuevas técnicas quirúrgicas, las prótesis, los órganos artificiales, las pruebas médicas y un largo etcétera de avances médicos que gracias a la tecnología han sido posibles.

Aunque no solo la tecnología ha ayudado a prevenir y combatir enfermedades, también ha tenido gran influencia en la gestión de hospitales y centros médicos. El poder tener todo tu historial a mano, gestionar citas y pruebas…son solo algunas de las ventajas del uso de la tecnología en gestión de los centros.

Para los usuarios también se han producido grandes avances en este terreno. Muchos centros o seguros de salud cuentan con aplicaciones para sus usuarios con las que facilitar la información que necesitan. Por ejemplo, con iSantalucía que está disponible para clientes y no clientes, se pondrá consultar la localización de las farmacias y centros médicos más cercanos, también guardar las citas médicas para tenerlas todas a mano y además, dispone de vídeo-consejos de primeros auxilios y consejos generales sobre alimentación y deporte. Toda esta información estará disponible las 24 horas del día para que cada usuario pueda consultarla en el momento que estime oportuno.

Como puedes ver, la tecnología está al servicio del hombre y ha venido para hacernos la vida más fácil, segura y duradera. Ya sea con un avance en nuevas técnicas quirúrgicas y diagnósticas o poniendo al alcance de todas las personas la información necesaria, la tecnología está estrechamente ligada a la salud y seguirá en constante evolución.