En un abrir y cerrar de ojos, los pequeños volverán al colegio con sus libros nuevos, los recreos llenos de aventuras y las tardes de deberes. Y, con esta vuelta, llegan los trayectos… y sus problemas.

Según el “Informe de inspección de seguridad vial en centros escolares de Narón”, el 44% de los padres y profesiones ha presenciado algún accidente de tráfico en las inmediaciones del entorno escolar. Hoy, ofrecemos consejos imprescindibles para que la rutina diaria entre casa y el colegio sea lo más segura posible.

shutterstock_253351462 (1)

El camino más seguro

La longitud del trayecto nunca debe ser el principal requisito. Un camino más largo, pero en mejores condiciones, siempre será mejor opción que otro más corto pero con mayores desventajas, como una gran afluencia de coches o caminos con pocas aceras.

En ciudades como León, Zaragoza o Granada, muchos colegios, con la ayuda de la DGT, han lanzado la acción “Camino escolar paso a paso” con el fin de que los niños no corran peligro cada día. ¡Pídele a tu colegio que se una!

Seguridad vial 

Es imprescindible que enseñemos a los niños las normas básicas en la carretera y en los trayectos peatonales. Así, ganarán autonomía, pero, también, serán conscientes de los peligros.

En general, nunca deben cruzar una carretera si no es por un paso de peatón, cuando el semáforo esté en verde, no sin antes mirar a ambos lados para comprobar que ningún coche viene de imprevisto.

El transporte escolar 

Para aquellos padres que no pueden llevar a sus hijos al colegio, el transporte escolar es la mejor opción cuando hay una distancia considerable entre la casa y el colegio.

En este caso, los niños deben tener en cuenta algunos consejos: utilizar siempre el cinturón de seguridad, llegar a la parada 5 minutos antes de la salida, nunca cruzar la calle por delante ni por detrás del autobús y, sobre todo, tener cuidado a la hora de subir y bajar de éste. Según la “Guía de prevención de accidentes en el transporte escolar”, realizada por la DGT, el 90% de los accidentes en el transporte escolar ocurre a la hora de subir y bajar del autobús. 

El transporte utilizado

Si es corta la distancia entre la casa y el colegio, es recomendable caminar hasta el centro, recordando siempre los consejos ofrecidos en los dos apartados anteriores.

Si no es posible, debemos saber que sólo podemos llevar a nuestros hijos en moto si tienen más de 12 años; si es en bicicleta, podemos llevar a niños de entre 1 y 7 años con un asiento homologado. En ambos casos, debemos ir siempre con casco.

Otros consejos generales

Si somos nosotros los encargados de llevar y recoger a nuestros hijos, debemos asegurarnos de que los pequeños:

  • Conozcan tu número de teléfono, así como los de emergencia, por cualquier problema que pueda surgir
  • Sepan que deben esperarte siempre en el mismo sitio
  • Tengan claro que nunca irá nadie que no seas tú mismo a recogerlos, salvado en ocasiones, y siempre con previo aviso

Con todas estas medidas, tan sencillas que no siempre las tenemos en cuenta, tendremos la certeza de que la seguridad de los más pequeños se verá reforzada.