¿Alguna vez habías pensado en contratar un seguro de alquiler para esa vivienda que tienes arrendada? Este tipo de seguros te da una mayor tranquilidad a la hora de alquilar.

¿Qué ventajas tiene un seguro de alquiler?

Este tipo de seguros ofrece una serie de garantías al arrendador.

Impago de alquileres: si el arrendatario no hace frente a la renta mensual, con este seguro el asegurado recibe una indemnización equivalente a las rentas mensuales vencidas y no pagadas por el inquilino. La aseguradora se hará cargo hasta la suma indicada en las condiciones generales de la póliza.

Actos vandálicos o de sustracción: si se ocasionan daños, pérdidas o robo de alguno de los elementos incluidos dentro del continente de la vivienda, el seguro se hará responsable hasta el límite indicado en las condiciones particulares. Siempre que estos daños sean causados por actos vandálicos o malintencionados.

Defensa jurídica: si el arrendatario tiene que ir a juicio con su inquilino.

Además, también tendrías unas garantías opcionales:

Responsabilidad civil del arrendador.

Responsabilidad civil del inquilino.

Servicio básico para el mantenimiento de la vivienda.

Conexiones con profesionales.

Sustitución de cerraduras y limpieza por desahucio.

¿Qué duración tiene un seguro de alquiler?

Por norma, los seguros de alquiler tienen una duración de un año desde el momento en que la póliza entra en vigor. Está fecha siempre vendrá indicada en las condiciones particulares de la póliza.

Se entenderá prorrogado el contrato por plazo de un año más, si ninguna de las partes notifica por escrito, con un plazo de un mes anterior, la oposición al contrato.

¿Qué tengo que hacer para comunicar un siniestro?

Si te ha ocurrido alguna de las causas que enunciamos más arriba, lo que tienes que hacer es contactar con el seguro y comunicar el siniestro, bien a través de nuestra app iHogar, a través de tu área privada de clientes web o bien a través del teléfono 24 horas 904 24 20 20.

Debes conocer que el período de tiempo para avisar al seguro del impago del alquiler es de máximo 30 días desde la fecha de inicio del impago.

Es importante que sepas que si tienes otros seguros que te cubren los mismos riesgos, debes comunicarlo a cada una de las aseguradoras.

En conclusión, el seguro de alquiler te ofrece unas garantías que te facilitarán la vida si por desgracias das con un mal inquilino. Así que recuerda, si tienes inquilinos en tu piso no está demás que pases por nuestra web y revises bien las condiciones del seguro de alquiler.