Quién no recuerda esa famosa serie de televisión que transcurría en un edificio y en la que pasaban miles de historias disparatadas. Cierto es que la serie supera la ficción, pero en algo acierta, el revuelo que se montaba cada vez que se oía la palabra “derrama”.

Las derramas en las comunidades pueden ser un verdadero incordio y dependiendo de la cantidad puede suponer un verdadero esfuerzo para los propietarios. Pero comencemos por el principio, ¿qué es una derrama?

Una derrama es una contribución extraordinaria, la repartición de un gasto entre varias personas. Por tanto, en una comunidad si no existe un Seguro de Comunidad que se haga cargo de gastos imprevistos como puede ser arreglar una avería o realizar cualquier tipo de instalación…los vecinos deberán contribuir con su parte y ponerlo de su bolsillo.

Una vez dicho esto, se debe analizar que necesidades tiene la comunidad: zona ajardinada, garajes, trasteros, ascensor, piscina, instalaciones deportivas… Cuantos más extras tenga la comunidad, más fácil será que haya que invertir más en el mantenimiento óptimo de las mismas.

Otra de las ventajas del Seguro de Comunidad es que se hace cargo de elementos de la construcción del edificio. Si estás pensando en reclamar al constructor, debes saber que solo puedes hacerlo los primeros 10 años. Después de este periodo cualquier tipo de desperfecto en vigas, cimentación u otro elemento de la construcción pasa a ser responsabilidad de la comunidad de vecinos. ¿He oído derrama?

Si necesitas saber exactamente que te cubre un Seguro de Comunidades para conocer todas las ventajas que te proporciona, atento:

  • Asesoramiento técnico en conservación de edificios (eficiencia energética, ITE…)
  • Protección jurídica integral.
  • Servicio de atención telefónica de urgencia 24 horas.
  • Daños materiales producidos por incendios, agua, robos, vandalismo, electricidad, roturas, caídas de árboles, averías, fenómenos atmosféricos…
  • Gastos por desatascos, extinción, desalojamiento forzoso del edificio, salvamento, demolición y desescombro.
  • Responsabilidad Civil.  
  • Mantenimiento básico del edificio.  
  • Control de plagas.  
  • Riesgos extraordinarios.
  • Etc.

Como puedes comprobar, son muchas las situaciones en las que el Seguro de Comunidades de santalucía se hace cargo de todo.

Te recomendamos que revises si tu comunidad cuenta con un seguro y de no ser así, hables con el resto de propietarios para contratar uno. Es la mejor manera de estar tranquilo y saber que no tendrás “derramas” inoportunas.

Si necesitas asesoramiento en la materia, puedes consultar la información en nuestra web o bien contactar con nuestro servicio de Atención al Cliente.

Contenidos recomendados

Celebrar jubilación

Ideas para celebrar la jubilación

Después de toda una vida trabajando, llega el momento de dejar atrás

Testamento

Testamento: ¿Cuándo hacerlo?

Hacer testamento es algo en lo que no solemos pensar, pero es realmente

Dislexia

Dislexia infantil

Cada niño tiene un ritmo diferente de aprendizaje, pero a veces se ve

Ver más contenidos

Síguenos también en nuestras Redes Sociales

la política de privacidad


Place your text here


Acepto la política de privacidad